#3

Con un día gris en Montevideo, precedido por uno de lluvia, el 13 de Mayo nos encontramos en tres cruces para partir hacia la última fecha del Unión Tour en la ciudad de Colonia. Especulando con las condiciones climáticas arrancamos para allá divirtiéndonos y seguramente rompiendole las pelotas a todos los que se encontraban cerca de nosotros en el omnibus.. algo que, citando a la gran cantautora colombiana a la que simplemente llamaremos Shakira, es “inevitable”. Juanete se jactaba de que había llevado una sorpresa que nos iba a salvar la cabeza en algún momento de la noche/madrugada. Emi y Pacha ya estaban enterados de qué era esa sorpresa pero nunca falta un distraído, Nacho no sabía. El tratar de averiguar qué era esa sorpresa fue gran parte de cualquier conversación que Juanete y Nacho tuvieron ese dia.

Llegamos a Colonia y ya como de costumbre dejamos un pegotin de la banda y el número de celular de algún amigo con un mensaje escrito en el baño de la terminal. También nos estaba esperando ahí Jorge Carro, responsable junto a los demás integrantes de Sátiro y Roswell 1947, del Music Bar Colonia.
Arrancamos a caminar hacia su casa para dejar las cosas allí y rápidamente salir a recorrer Colonia Do Sacramento. En esta caminata veíamos pasar los carritos de golf que se caracterizan en la zona ya que se alquilan como una opción de transporte para los turistas.. Obviamente empezamos a delirar con las cosas que podíamos hacer con un carrito de golf, sin siquiera pensar lo lejos que estábamos de querer gastar quién sabe cuántos dólares en alquilar uno.
Caminando por la avenida principal, hablando de lo lindo que es Colonia, un muy acertado análisis de ciudad por parte de Pacha rescató que “los cafés y restaurantes te entran a vos por la vereda en vez de que vos entres al local”..
Llegamos a la ciudad vieja y unos pibes artesanos a lo lejos nos ven, y por un muy extraño y desconocido motivo, nos empiezan a ofrecer a los gritos el “Mate pipa”, a lo que segundos después Nacho y Pacha se acercaron a ellos mientras Jorge, Juanete y Emi siguieron caminando a prepararse un café “Juanete Style” (es un café bastante cargado, la medidas para prepararlo serían las siguientes: cuando vos veas que tiene suficiente café y azucar como para hacer un rico cafe, le pones el doble de todo).

Nacho y Pacha con Timón -el Perro Estatua-. Marzo 2016

El “mate-pipa” resultó ser un artefacto apto para funcionar como pipa pero camuflada en formato “mate”. Una vez que Nacho y Pacha retornaron de su experiencia con los amigos artesanos, mientras tomábamos café e increíblemente divisamos la ciudad de La Plata (Argentina) desde la costa (posta, increible- se ve el perfil de los edificios desde Colonia), nos vemos sorprendidos por una muchedumbre de gente que se vuelca sobre un vehículo que se estaciona. Los entendimos, era Marce, el cantante de Verdad a Medias que había ido con su familia. Ahi tuvimos el placer de conocer a Benja, su gurí.
Pasados unos minutos, emprendimos hacia la escollera con el afán de conocer al famoso Perro Estatua.. Para nuestro desilución, en esta oportunidad no lo pudimos encontrar. Incluso preguntamos por él pero nos miraban con cara rara.. Timón sabemos que estas por ahi!.

Sumisión + Chinese fans

Continuamos caminando hacia la punta de la escollera, donde esta el pendorcho que se asimila a un farito pero no lo es, y cuando volvíamos nos encontramos con unos turistas chinos con los que muy amablemente hablamos. Un fluido inglés por parte de Juanete, y de todos, nos permitió vivir un momento muy lindo entre risas, intercambio cultural e indicaciones de donde quedaba el Music Bar para que nos vayan a ver.
De ahi nos fuimos a hacer lo último que quedaba en la agenda previo a tocar: degustar la cerveza artesanal que Jorge nos había recomendado y después si, con tutti.

Llegando al Music Bar vemos un grupo de gente en la puerta ya haciendo algo de ruido. Entre ellos gente de Colonia, los gurises de Verdad a Medias y De La Nada, y unos pibitos desconocidos que nos saludan con fuertes e inesperados abrazos. No entendiamos nada. Eran los chilenos de la banda Club de Surf.
Charla va, charla viene, y empezamos a armar los equipos, el sonido y esas cuestiones..
Los encargados de abrir la noche fué la dupla asesina de Chile..

Creo que nadie había indagado tanto en su trabajo como para anticipar lo que se iba a venir. En la banda son dos: guitarra y batería. Pero créannos que esos dos tienen la fuerza de una locomotora. De una locomotora que te lleva a dar un viaje intenso, de aires montañarusísticos
por las nubes, y te aterriza con un bocinazo en la cara. Tremendo show de los chilenos que luego además descubriríamos que son terribles personas, unos crá..
Mientras en la barra del Music Bar algunos jugaban alguna partida del Mortal Kombat, Mario Kart o Tony Hawk pro skater 2 (quien estuviese jugando al Tony, se llevaría una sorpresa mas tarde), Verdad a Medias continuó la noche de bandas, entre pizzas y cervezas y luego De La Nada. Ambas manteniendo el buen ambiente generalizado de la noche.
Afuera mientras nos preparábamos para tocar, conocimos varios personajes. Lamentablemente no nos acordamos de los nombres, sólo del grito a todo pulmón de uno de ellos que decía ABRAZO!!!!. Entre charlas y consejos de pedales de guitarra, stickers, risas y cervezas, captamos un poco la onda de la gente que se había arrimado al lugar. Un cague de risa todos..

con el Gordo Abrazo y el amigo de él

Nuestro show fue básicamente el mismo set que fuimos tocando en el tour pero para esa noche había una sorpresa preparada que había surgido la semana anterior y se ensayó no más de dos veces, pero que sentíamos que tenía que estar en esta fecha (ya era 14 de Mayo). Avanzado el set, tocamos “Heroes”, que era la canción con la que veníamos cerrando en los shows del tour pero esa noche, hubo lugar para una más. La sorpresa. Dedicada especialmente a Jorge, empezaba a sonar May 16th de Lagwagon. Mucha energìa palpitando en el aire y Jorge que se sube al micrófono a entonar esas melodías para cerrar la noche con la energía justa y necesaria. Culminada con un cierre de Emi, que tira un palo contra el redoblante y este al rebotar le da al cartel que estaba detrás de él, haciendo zafar una de las cadenas que lo agarraban y quedando en un vaivén comparable con una puerta de bar de cowboy, comunicando que algo había pasado por el lugar.
La repercusión de la banda chilena -Club de surf- fue tal que hicieron un bis..

“NO FUMAR – no sea pajero”

Entre la buena onda y felicitaciones de la gente conocimos a Gabriela. Una loca con la energía de 20 aviones, voz de radio desperdiciada, y experta en análisis astrológico (Leo, Cancer, Virgo y Sagitario).
Entre charlas con ella, los pibes de Club de Surf, y más gente del lugar, pasamos una linda noche hasta que se hicieron las 6.45am, hora a la que salía el bondi de retorno a Montevideo.
Faltando dos minutos para que saliera el bus llegamos a la terminal donde, una vez subidos al mismo, pudimos matar un poco el hambre con un huevo de pascua (la gran sorpresa que Juanete había llevado) (Nacho: jajaja en mi vida me hubiera imaginado que era un huevo de pascua, que hijo de puta).
Arrancado el bus pudimos al fin cerrar un rato los ojos después de muchas horas despiertos.
Asi se iba Colonia y el Unión Tour.
Ahora empezamos muy lentamente a esperar, con paciencia, a que la torre de control nos dé el ok para entrar en la pista de despegue una vez más.

Mientras escribíamos esta entrada lamentablemente todos los que con mucho amor y esfuerzo sacaban adelante el Music Bar Colonia comunicaron que ya no iba a poder seguir.
Sabemos de las ganas que había de parte de todos y sabemos las complicaciones que genera autogestionar un local de música en Uruguay y justamente eso es lo que los tiene que hacer sentir orgullosos. Muchas gracias a Sátiro y a Roswell 1947 por a huevo haber generado un punto en Colonia donde tantas bandas de Uruguay pudimos ir a hacer lo que nos gusta y generar mística. De verdad gracias.